La Reserva de Conservación Puritama, ubicada en la profundidad de un cañón andino del Desierto de Atacama, abarca una ecoregión única en el mundo, donde el Altiplano de los Andes y el desierto más seco del planeta convergen en el gran lago del Salar de Atacama.

Ubicada a unos 60 kilómetros al norte del pueblo de San Pedro de Atacama y con 6.000 hectáreas de terreno, se extiende como un oasis de agua y vegetación a lo largo del curso del río Puritama desde el Altiplano hasta el Desierto de Atacama.

La Reserva, fue creada y es administrada por Explora, con la misión de proteger, promover y desarrollar el turismo sustentable poniendo énfasis en la herencia natural y cultural de Atacama. En el 2018, Explora recibió el Premio Nacional de Medioambiente por el trabajo que realiza en este lugar.

Termas de Puritama

Biodiversidad

El clima y geografía que se da en San Pedro de Atacama, que se encuentra a 2.400 M.S.N.M, permite que se de una diversa flora, muy característica de la zona. Existen 39 tipos de formaciones vegetales divididas en categorías como árboles, arbustos, cáctaseas, hierbas, coligüe, entre otros.

Muchas de estas plantas, tienen un uso, que puede ser medicinal, infusiones, gastronomía, construcción de objetos, entre otros. Algunas de ellas son: Rica Rica, Copa Copa, Paja Brava, etc.

Este territorio cuenta con una variada fauna, donde se observan diferentes tipos de aves, insectos, anfibios, arácnidos, reptiles y mamíferos, entre los cuales se encuentra el Gato Andino (Leopardus jacobita), una especie amenazada que ha sido monitoreada por Explora desde 2010.

El gato andino es uno de los felinos más desconocidos, escasos y amenazados del mundo. Llamado también “el fantasma de los andes” por lo difícil que es de ver. Su cuerpo es pequeño – el doble de tamaño que un gato doméstico – de color gris con manchas marrones y una cola larga y frondosa con anillos, que lo ayuda a mimetizarse con su hábitat. Se estima que hay actualmente 1.400 gatos andinos, y viven, a temperaturas extremas, en las altas cumbres de Chile, Perú, Bolivia y Argentina, siendo su principal alimento la vizcacha. Son criaturas solitarias, pero se pueden ver en parejas o con cachorros durante las temporadas de apareamiento o después del parto.

Imágenes de la reserva

Volver arriba